Info para Siervos

Introducción

Estimado Portador de Ministerio

Cuando una hermana o un hermano en la fe se dirige a Usted en búsqueda de un consejo o de una oración, siempre es un paso que se dio con mucha confianza en Usted como siervo y como persona. Este artículo es dirigido especialmente a aquellos siervos que por primera vez se ven enfrentado con el tema de la homosexualidad (por ejemplo, el Pastor de la Juventud). Este artículo fue escrito por hermanos homosexuales, no pretende ser completo ni ser correcto teológicamente o científicamente. Sin embargo esperamos que sea una ayuda para poder comprender mejor a sus hermanos y poder cuidar de sus almas.

El peor problema que tiene un joven cuando se da cuenta que es gay (gay = homosexual), es la soledad. La única salida de la soledad es la comunicación con otros seres humanos. Quién será esa persona (amigos, siervos, padres, hermanos, psicólogo etc.) es sobre todo una cuestión de confianza. Las preguntas que uno se hace depende en primer lugar, cuanto uno ya ha reflexionado acerca del tema. Reflexionar acerca de ser gay y aprender a manejarlo se llama "Coming-Out" (Traducido libremente: "salir del armario"). El "Coming-Out" consiste de diferentes fases que vamos a tratar más adelante.

Existe una razón que hablamos en este artículo de ser gay, y no de homosexualidad. Ser gay no es principalmente una cuestión de sexualidad como implica la palabra "homosexualidad". Lo esencial de ser gay es el amor (igual que en una relación entre un hombre y una mujer, donde el amor es el elemento más importante), el deseo de estar muy cerca del otro, compartir todo en la vida, estar el uno para el otro. Es este sentimiento hermoso, que toda persona desea, que también es el centro de las relaciones gay.

Si usted tiene cualquier consulta, envíenos un e-mail a arcoinfo@yahoo.com

Cordiales saludos

Sus hermanos del Arco Iris Nuevo Apostólico

Posición Oficial de la INA (Iglesia Nueva Apostólica) frente a la Homosexualidad

La posición de la INA frente al tema de la homosexualidad no es estática. Cuando en 1986 el Apóstol Mayor Urwyler cambió el reglamento de la participación en la Santa Cena, se vio claramente que la INA está buscando el camino de aceptar los hermanos y hermanas gay dentro de la comunidad, y no marginarlos. Es difícil encontrar una indicación única por los dos siguiente puntos:

1. Sexualidad

La INA acepta solamente la sexualidad en una pareja de casados (Reglamento interno 1997: "La iglesia no ve bien el concubinato, entendido como una relación íntima ilegítima o extramatrimonial."). En este mismo reglamento dice acerca de la homosexualidad: "La práctica de la homosexualidad no es bien visto por la iglesia; aconseja la abstinencia. Los varones y mujeres homosexuales no son marginados ni condenados; los portadores de ministerio los asisten con especial comprensión." Una pareja heterosexual que se ama puede llegar a través del matrimonio a un estado "bien visto por Dios"; una pareja gay no puede. Una alternativa sería la bendición de una relación entre dos hombres o entre dos mujeres. Sería un paso muy grande, ya que en la Biblia no hay ejemplo para una bendición de este tipo, también hay posiciones controvertidas en la sociedad y en la política.

2. Validez Global

Una nueva posición debería ser válida en todo el mundo, sin embargo la tolerancia de la homosexualidad varía mucho según el país o la cultura. Hay países donde se encarcela a personas por su condición sexual, en otros países existe el matrimonio entre personas gay.

 

Y aquí resulta un conflicto sin solución:

  • Si vivimos, así como Dios nos creó y como sentimos desde lo más profundo de nuestro corazón, entonces vivimos, según el reglamento de la INA, "no bien visto por Dios" y nuestro pecado tendrá que ser perdonado.

  • Si queremos vivir de manera "bien vista por Dios", significaría vivir toda nuestra vida en abstinencia. ¿Quién lo podría practicar sin daño psicológico?

Con algo de ironía se podría decir: "Una alternativa sería, vivir como uno siente que es correcto y confiar que el amado Dios nos da su gracia."

Pero, ¿puede ser eso la solución?

Experiencia de Hermanas y Hermanos Gay en la INA

Sin embargo, muchos de nosotros hemos encontrado ayuda en nuestros siervos y hermanos en la fe. La comprensión de los hermanos, un oído abierto del Pastor de la juventud, Pastores Dirigentes que construyeron puentes, consejos que eran posibles de realizar, palabras valientes de siervos con cargos elevados; así, y de muchas otras formas hemos visto el amor viviente en nuestros hermanos y hermanas. Lo más importante fue la oración en conjunto y la siembra del amor en nuestros corazones. Así se nos quitaron muchos miedos y temores, y se plantó fuerza, amor y tranquilidad.

Lamentablemente hubo experiencias negativas también. Como consecuencia, muchos de nuestros hermanos gay abandonaron su fe.

Las Fases del "Coming-Out"

  • Una sensación rara en el estómago
  • Rechazar
  • Confesarse a si mismo: "soy gay"
  • Primeros confidentes
  • Amigos y hermanos
  • Grupos de auto-ayuda
  • Padres
  • Dios, la iglesia y los siervos
  • Testimonios

Las Fases del Coming-Out

El coming-out es un proceso de pequeños pasos. Unos lo vivieron en 3 meses, otros necesitaban 10 años o más. Otros se estancaron en medio del proceso y viven su homosexualidad a escondidas. Hemos tratado de estructurar este proceso para hacerlo más transparente.

Importante: En cada fase hay preguntas típicas, y usted puede apoyar al hermano o a la hermana en su situación.

Una sensación rara en el estómago

"En realidad las mujeres no me parecen tan interesantes como los hombres", "Este tipo me fascina", "Que raro, miro más a los hombres que a las mujeres, tendrá que ver con la pubertad, seguramente eso cambiará".

En esta fase existen estos pensamientos pero no llegan al nivel del consciente. Casi todos los homosexuales pueden recordar una fase así.

¿Que puede hacer Usted en esta fase?

Entregue la certeza a los hermanos que usted los ama, no importa quién o que son. Si esa sensación del estómago sólo es una fase pasajera, no importa. Cuando un joven sabe "me aman, no importa quién o que soy", su proceso de aceptación puede ser mucho más fácil.

Rechazo

En algún momento esta fase llega al consciente. El joven se da cuenta que "algo anda mal". Muchos de nosotros oran en esta situación; "Amado Dios, haz que no soy gay", o intentan estrategias de rechazo:

  • Se ocupan exclusivamente de sus estudios o de su trabajo
  • Practican mucho deporte
  • Están siempre activos y bajo tensión
  • Evitan la reflexión

Algunos hermanos gay empiezan una relación con una mujer, pero sin identificarse con esta relación. También algunas hermanas lesbianas pueden buscar una relación heterosexual, especialmente cuando no encuentran comprensión en su ambiente y existe mucha presión acerca de una relación heterosexual.

Esta fase es muy crítica porque se trata de huir de algo que es imposible de evitar. Esta fase es marcada de dudas, culpas, desesperación y puede llegar hasta pensamientos de suicidio

¿Qué puede hacer usted en esta fase?

Probablemente usted no podrá ver lo que pasa en los hermanos en esta fase. Pero usted puede tener un corazón abierto y orar por ellos – así puede ayudar mucho.

Confesarse a si mismo: "Soy gay"

Muchas veces es un camino largo hasta confesarse a si mismo "soy gay". Si Usted lee los testimonios de "coming-out" puede ver un promedio representativo. Existen algunos de nosotros que todavía rechazan su condición, pero no podemos decir mucho acerca de ellos porque no tenemos contacto con ellos. Pero, ¿qué conflictos y luchas tendrán?

El que llega al momento de verse tal cual como es, tiene muchas preguntas. Su pregunta más importante "¿y ahora, que?"

Las alternativas son:

  • Vivir en el celibato
  • Vivir sólo y buscar satisfacción ocasional
  • Vivir en una relación heterosexual y tener eventualmente hijos
  • Vivir en una relación homosexual

Se necesita mucha fuerza y fe para una vida en el celibato de verdad. No queremos decir que es imposible, los sacerdotes católicos están en la misma situación. La diferencia es que ellos eligieron esta forma de vida, es una decisión voluntaria. Esto se transforma en un problema cuando esta alternativa es la única "bendecida" por la iglesia. Entonces no es una cuestión de libre voluntad, sino una presión que implica una enorme cantidad de auto-renunciación.

¿Usted puede imaginarse de vivir sin el amor y cariño de su esposa por consejo de un siervo?

Si no se puede vivir el celibato con todas sus consecuencias, llegamos a la segunda alternativa. Hay algunos hermanos y hermanas gay que viven de esta forma y no queremos hacer juicios acerca de su forma de vida. Para muchos la soledad por un largo tiempo es insoportable. ¿Quisiéramos recomendar este camino a nuestros hermanos en la fe?

Sigue la tercera alternativa, una relación heterosexual.

Esta alternativa puede ser con o sin el consentimiento de la otra persona.

  • Con consentimiento de la otra persona es una decisión de dos personas responsables y debería ser aceptada tal cual.
  • El segundo caso ocurre cuando una persona gay no se ha reconocido como tal, y se casa antes de darse cuenta de su condición. Este caso no es teórico, sino ocurre con bastante frecuencia, también entre los hermanos de fe. No hay una receta patentada como manejar una situación así, una vez que ya existe. Acaso el consejo ¿por qué no lo intentas con una mujer no conduce justamente a una situación así?

La cuarta alternativa es la relación con una pareja del mismo sexo. Aún cuando socialmente no es aceptada en todas partes, no es otra cosa que una vida en amor de dos seres humanos.

Primeros confidentes

Existe mucho temor e inseguridad en los primeros intentos de hablar con alguien. Muchos gay dicen que no sabían con quién conversar cuando se dieron cuenta de su condición. Algunos hablaron con un buen amigo, con un hermano/a (carnal), para otros era el Pastor de la juventud el primer confidente. Las primeras conversaciones son marcadas de confianza e inseguridad.

Confianza, que aquel que me escucha tenga comprensión y me puede ayudar.

Inseguridad, acerca de mi situación y la duda si se justificó mi confianza.

En los corazones de los hermanos existen preguntas como: "Me seguirá amando si sabe como soy?" o "Que pasa si el otro no tendrá comprensión por mi situación?" etc.

Amigos y hermanos

Es una suerte poder contar con buenos amigos y hermanos (carnales) en esta fase del "coming-out". Entre personas de la misma edad generalmente existe mayor tolerancia acerca de la homosexualidad (Hay excepciones negativas). Muchas veces el mejor amigo ya lo sabe y esto es una enorme ayuda en esta fase.

Grupos de auto-ayuda

Cuando no existen amigos o hermanos en esta situación puede dirigirse a un grupo de auto-ayuda. Aquellos que tienen una buena auto-estima encuentran este camino por si mismos. Para otros, que no tienen una buena auto-estima, usted puede ser una gran ayuda: Averigüe donde hay un grupo en su cercanía. Generalmente se puede hablar por teléfono o escribir. Es mucho más fácil para una persona que no está afectada directamente. También sirve para que usted puede informarse más acerca del tema.

Padres

Es distinta la situación con los padres. Generalmente se produce el diálogo solamente una vez vencidas las dudas y haberse aceptado a si mismo. Está la preocupación "¿cómo me tratarán mis padres?" y "¿cómo podrán aceptar que su hijo/hija es gay?"

El diálogo con los padres es en todo caso una etapa importante del coming-out. Sino siempre será un "juego a la escondida".

Por eso es muy importante para todos los involucrados de respetar la confidencialidad, es horrible para los padres de enterarse de terceros que su hijo/a es gay.

Dios, la iglesia y los siervos

Para un gay nuevo apostólico es muy importante la pregunta: ¿El amado Dios está conmigo en esto? Para nosotros es tan importante de orar por una pareja ideal que para los hermanos heterosexuales.

La iglesia juega un rol importante en esto. Lo que dice el reglamento interno de 1997 ("la práctica de la homosexualidad no es bien visto por la iglesia, aconseja la abstinencia") no muestra un camino aceptable. Es importante saber que actualmente el grupo de proyectos de la INA está reflexionando acerca de este punto, solamente no hay resultados hasta ahora. Esperamos y oramos que este grupo, en una fuerte unión con nuestro Padre Celestial, podrá encontrar un camino por donde se pueda caminar. Una anulación de la frase mencionada y señalizar la auto-responsabilidad de cada cristiano nuevo apostólico ya sería un gran progreso. Sería hermoso de poder recibir la bendición en una pareja homosexual, porque la bendición de Dios es algo maravilloso.

¿Qué puede hacer usted?

Es más fácil para usted de acompañar a los hermanos como hombre, y a las almas como siervo, si no carga con prejuicios acerca del tema. Y su usted ve que no puede con los prejuicios, ore para que nuestro Padre celestial guíe sus pensamientos.

Para aquellos de nosotros que se dirigieron a un siervo, fue lo más importante recibir amor y vivir que se buscaba la comprensión. Es muy lindo cuando alguien te abraza y te da consuelo. Un Pastor dijo una vez: ¿Tu crees que al amado Dios le importa si alguien es pelirrojo o zurdo? ¿Entonces crees que es importante si alguien es gay o heterosexual?

No hay respuestas universales. Por eso, trate de entender que pasa con los hermanos y en que situación se encuentran. Pregunte, si alguien más sabe de su situación.

Si la respuesta es negativa, reflexione quién más podría ayudar. Pregunte a él/ella con quien más le gustaría conversar. Averigüe si existen grupos de auto-ayuda cerca. Conversar es una ayuda, sino uno se sumerge en sus pensamientos y no se visualiza salida. Si quieren conversar con otros, pregunte después cual fue la reacción.

Además puede preguntar cual de las alternativas mencionadas arriba ("¿Y ahora que?") puede ser viable, y converse sobre las posibles consecuencias.

De ningún modo trate de "convertir" a los hermanos, esto no es posible (Organismos importantes como la OMS = Organización Mundial de la Salud se han pronunciado acerca de esto).

Vivir gay abiertamente

Vivir gay abiertamente es el final del coming-out. Quién lo logró, y además sigue firme en la fe, ya ha recorrido un largo camino.

Es preocupante cuan pocos hermanos en la fe viven gay abiertamente, ¿Porqué preocupante? Se supone que 5 a 10% de la población son gay, entonces deberían haber muchos hermanos gay y deberían ser representados más en nuestras comunidades. ¿Porqué no es así? ¿Tiraron a bordo su vida de fe durante su coming-out? ¿Viven en matrimonios de pantalla? ¿Viven solos y escondidos? ¿O dejaron la comunidad por falta de aceptación?

¿Qué puede hacer usted en esta fase?

En relación al coming-out en la comunidad, muestra la segunda parte del reglamento interno de 1997 una indicación muy positiva ("Los varones y mujeres homosexuales no son marginados ni condenados; los portadores de ministerio los asisten con especial comprensión"). Sería lindo si en todas las comunidades se podría vivir eso. Muchas experiencias muestran que esto realmente se practica.

Intente de ser un ejemplo para los hermanos.

Testimonios

Después de estas reflexiones teóricas, queremos entregarle algunos testimonios que pueden mostrar mucho mejor que pasa en los corazones de nuestros hermanos.

Ayuda Práctica

Amado portador de ministerio, como puede ver, usted es muy importante para nosotros. Cumpla el nuevo mandamiento de Jesús: "Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis los unos a los otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros."

¿Que puede hacer usted concretamente?

Aquí un resumen de lo expresado hasta ahora:

  • Informarse del tema
  • Escuchar
  • Orar con los hermanos
  • Orar para los hermanos
  • Mostrar caminos viables ("construir puentes")
  • Rechazar prejuicios
  • Defender a los que precisan de ayuda
  • Hacer contactos con grupos de auto-ayuda o centros de información
  • Si es necesario ayudar en "decirlo" a los padres

Ore, hasta que tenga seguridad en el alma; entonces puede decir al hermano o a la hermana:

"Querido hermano, querida hermana, sigue siendo un fiel y alegre hijo/hija de Dios, confía en la ayuda y en la gracia de nuestro Salvador. Sigue con tranquilidad tu camino de fe; tu homosexualidad no ha de ser un obstáculo para ti."

Un cordial agradecimiento para aquellos de ustedes que ya lo han demostrado y vivido en muchos casos particulares.

Sus hermanos del Arco Iris Nuevo Apostólico

Próximo Encuentro:

Sábado, 22 de abril 2017, a las 16.00h en la Iglesia Constitución (Pasco 735 Ciudad de Buenos Aires).

Puedes solicitar más información a arcoinfo@yahoo.com

NUEVO:

La Biblia y la homosexualidad: El discurso de Matthew Vines

Nuestro compromiso

No estamos indiferentes. Infórmate aquí


Free counter and web stats